Así de firme se ha mostrado el nuncio Apostólico de Panamá, Andrés Carrascosa, durante una entrevista en la que ha sido interrogado acerca de la polémica que han despertado las declaraciones del Papa Francisco. 

“Los divorciados vueltos a casar no están excomulgados y forman parte de la Iglesia”. Estas fueron las declaraciones del Papa Francisco, malinterpretadas por muchos periodistas que confundieron la excomunión con la posibilidad de recibir el sacramento de la Eucaristía, tal y como ha criticado el nuncio Apostólico de Panamá, Andrés Carrascosa durante una entrevista en televisión. “La excomunión sólo se da en delitos muy graves”, recuerda Carrascosa. La expulsión de la Iglesia católica sólo se produce en casos de gran gravedad como de apostasía o de revelación del secreto de confesión.

Carrascosa advierte en esta entrevista del peligro de “no escuchar lo que dice el Papa” realmente. El nuncio asegura que Francisco lo que quería transmitir el pasado miércoles en su audiencia al afirmar que “los divorciados vueltos a casar forman parte de la Iglesia” era la necesidad de que los sacerdotes refuercen su acogida a las personas en esta situación.

“Los divorciados vueltos a casar no pueden comulgar a no ser que quitemos las palabras de Cristo del Evangelio”, ha declarado categóricamente el prelado de origen español. Tal y como sostiene Carrascosa, si se tiene una segunda unión después del matrimonio se está cometiendo adulterio, y en pecado no se puede comulgar.

 

 

Galerías Recientes


 

Tweets: Fray Nelson Medina

@fraynelson